Deportista corriendo y una cara de fondo visualizando

Visualización interna y externa

Visualización interna y externa ¿qué tipo de visualización es mejor?

Cuando visualizas algún ejercicio, ¿te ves desde fuera, como te vería un observador? O ¿ves y sientes la imagen en primera persona, desde dentro de ti?

La visualización es interna si nos imaginamos en nuestro propio cuerpo y experimentando las sensaciones que tendríamos en la situación real. Este tipo de visualización es especialmente efectiva para habilidades cerradas y que requieren precisión (por ejemplo, el servicio en tenis).

La visualización es externa, si nos imaginamos desde la perspectiva de un observador, como si nos viéramos en una película. Este tipo de imágenes proporcionan una información visual extra que es más efectiva para responder a las condiciones cambiantes del entorno, planear acciones y regular movimientos en habilidades abiertas (por ejemplo, estrategias ofensivas o defensivas en cualquier deporte de equipo o con adversario).

Son muchas las investigaciones que aportan evidencias al respecto, pero os comento una publicada hace un par de años. Los investigadores Dana y Gozalzadeh (2017) se propusieron estudiar los efectos de la visualización interna y externa sobre la exactitud de la ejecución en tareas abiertas (derecha y revés) y cerradas (servicio) en tenis con jóvenes principiantes que participaban en un campus de verano de tenis (15-18 años).

Entrenaban 3 veces a la semana durante 6 semanas. Los sujetos fueron asignados a 3 grupos:

  1. 15’ de práctica imaginada con foco interno antes del entrenamiento físico.
  2. 15’ de práctica imaginada con foco externo antes del entrenamiento físico.
  3. 15’ de práctica de cálculo matemático (para evitar cualquier tipo de práctica mental) antes del entrenamiento físico.

Tras 6 semanas de entrenamiento, todos mejoraron la exactitud de sus ejecuciones, pero el grupo de visualización interna fue el que más mejoró en la exactitud del servicio, y el grupo de visualización externa el que más mejoró en el golpe de derecha y de revés.

Aunque, de cualquier forma, tanto las tareas cerradas como abiertas se verán beneficiadas de la práctica combinada de ambos tipos de perspectiva. El hecho de priorizar un tipo de perspectiva sobre otra, en función de la demanda de la tarea, no implica que renunciemos a la otra. Cuanto más azúcar más dulce.

Os dejo la referencia del estudio de Dana y Gozalzadeh (2017)

Dana, A. y Gozalzadeh, E. (2017). Internal and external imagery effects on tennis skills among novices. Perceptual and Motor Skills, 124(5), 1022-1043.

Y os vuelvo a recomendar el libro de Morris, Spittle y Watt (2005). Imagery in sport. Human kinetics.

Déjanos tu opinión en un comentario o si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros.
¿Te ha gustado? Comparte el contenido
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
error

¿Te ha gustado el post? Compártelo