El efecto irónico del control mental

El efecto irónico del control mental

El efecto irónico del control mental se produce, entre otras situaciones, cuando sabes que estás muy tenso y eso no te favorece. Intentas poner en práctica las técnicas de relajación que te han enseñado, pero no funciona.

Te das cuenta de que por tu cabeza cruzan pensamientos negativos, de duda, de inseguridad, de miedo al fracaso; pero, por más que intentas desterrarlos de tu cabeza y focalizarte en el juego, en la carrera… siempre vuelven para arruinarte el día.

Quieres dormirte porque al día siguiente tienes que competir. Es importante para ti y te acuestas a una buena hora. Pero, después de un rato largo, sigues despierto. El sueño no viene y no parece que vaya a venir. ¿Qué es lo que pasa?

Estás a dieta, quieres evitar ciertos alimentos, pero no dejas de pensar en ellos.

¿Qué es lo que hace que, cuánto más intentamos lograr cierto control mental, consigamos justo el efecto contrario?

Daniel Wegner (profesor de la Universidad de Harvard) nos dio una respuesta al formular su teoría del proceso irónico del control mental. Según esta teoría, cualquier intento de controlar nuestra mente implica:

  1. atender al cambio deseado (quiero dormir, quiero relajarme, quiero atender a la tarea, quiero seguir la dieta…). Lo denominó, proceso operativo. Requiere una guía consciente y grandes dosis de esfuerzo mental; y
  2. atender a aquello que queremos evitar para comprobar si lo estamos haciendo bien (¿sigo despierto?, ¿todavía estoy tenso?, ¿sigo pensando en el fracaso?, ¿sigo comiendo dulces?…). Lo denominó proceso de supervisión. Suele ser inconsciente y requiere menos esfuerzo mental.

En condiciones normales, estos dos procesos cooperan para que logremos el control mental. Sin embargo, las situaciones de alta demanda, de presión o de estrés, perjudicarán en mayor medida al proceso operativo, provocando que nuestra atención se centre en mayor medida justo en aquello que queremos evitar. Así pues tendremos más inputs relacionados con el fracaso que con el éxito, lo cual incrementará las posibilidades de fracaso.

Por otra parte, Wegner también afirma que es más probable que tengamos éxito en nuestros intentos de control mental cuando buscamos generar algo, más que evitar algo. Es decir, si nuestro objetivo está formulado en términos positivos (por ejemplo, focalizar la atención en la tarea), estaremos potenciando el proceso operativo. Mientras que si nuestro objetivo está formulado en términos negativos (por ejemplo, eliminar los pensamientos negativos) estaremos potenciando el proceso de supervisión y las posibilidades de que tenga lugar el efecto irónico se incrementan.

Este efecto irónico lo han puesto de manifiesto diversas investigaciones realizadas con jugadores de golf (Woodman y Davis, 2008) de fútbol (Binsch, Oudejans, Bakker, Hoozemans & Savelsbergh, 2010), de béisbol (Gray, Orn & Woodman, 2017) y de hockey (Woodman, Barlow & Gorgulu (2015).

Pero, ¿qué podemos hacer para evitar el efecto irónico del control mental?

  1. Rebajar la tensión. No podemos quitarle importancia a una competición, pero podemos dejar de centrarnos tanto en el resultado (porque supone una carga que nos puede perjudicar más que motivar) y podemos centrarnos en el proceso, en el momento presente, es decir, en aquello sobre lo que tenemos cierto grado de control porque está sucediendo en este mismo momento. Experimentarás menos ansiedad si compites viviendo el momento presente en vez de anticipando el resultado futuro.
  2. Formular nuestros objetivos en positivo. Además de potenciar el proceso operativo disfrutarás de un estado emocional más positivo. A todos nos gusta más ir a por algo que huir de algo.
  3. Entrenar nuestra atención para dirigirla a los aspectos requeridos de la tarea que tienen lugar momento a momento. La habilidad de dirigir nuestra atención nos permitirá reconocer antes cuando nuestra atención se va de manera inconsciente hacia aquello que queremos evitar y nos permitirá reconducirla de nuevo hacia el objetivo.

Si quieres profundizar más en la teoría del proceso irónico del control mental, escríbeme y te envío la referencia del trabajo de Wegner y de otras investigaciones. También estaré encantada de resolver cualquier duda.

¿Te ha gustado? Comparte el contenido
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll hacia arriba
error

¿Te ha gustado el post? Compártelo