libro abierto y en la parte superior un campo de fútbol con técnicas

El poder de la creatividad táctica

El poder de la creatividad táctica

¿Qué es la creatividad táctica? ¿En qué se diferencia de la inteligencia táctica? ¿Qué estrategias podemos utilizar para desarrollarla? ¿Cuál es la etapa más sensible para su desarrollo?

En este momento, en el que el análisis de datos nos permite disponer de tanta información acerca de los patrones de comportamiento táctico, individual y grupal, de un equipo, la creatividad táctica adquiere cada vez más relevancia para el éxito deportivo. Que un deportista sea capaz de resolver situaciones de juego de forma óptima y tácticamente creativa, es decir, sorprendente, original y que dificulte a los oponentes la predicción de lo que va a pasar, tiene un valor incalculable.

Daniel Memmert, profesor de la Universidad de Colonia (Alemania), y su equipo de investigación, llevan años dedicados al estudio de la creatividad táctica en deportes de equipo y raqueta. Sus investigaciones aportan claridad al término y ofrecen una línea de trabajo para entrenar dicha habilidad. En este post haremos mención a los resultados más relevantes que obtienen de su trabajo.

En primer lugar, aportan evidencia empírica del valor de la creatividad en el fútbol. En un artículo publicado en 2018, en la revista Journal of Sport Sciences, analiza todos los goles marcados en los mundiales de 2010, 2014 y en la Liga de Campeones de la UEFA en 2016. Tres expertos evaluaron las últimas 8 acciones previas a cada gol. Los resultados mostraron que las acciones más cercanas al gol eran evaluadas como más creativas, pero no sólo eso, los equipos que demostraban mayor creatividad eran los que iban pasando rondas. Además, la alta creatividad en las dos últimas acciones era el mayor predictor del éxito en el juego.

Pero ¿qué es la creatividad táctica y en qué se diferencia de la inteligencia táctica?

La inteligencia táctica es la capacidad de encontrar la mejor solución en una situación dada. Mientras que la creatividad táctica es la capacidad de generar diversas soluciones en una situación dada y elegir una que sea útil, novedosa, estadísticamente rara y original. La distinción entre inteligencia y creatividad tácticas se basa en la distinción entre pensamiento convergente y divergente, respectivamente.  La inteligencia táctica corresponde al primer tipo de pensamiento, el cual se esfuerza por encontrar la mejor solución a un problema y se basa en una alta precisión y lógica. Por otra parte, el pensamiento divergente es un proceso que tiene como objetivo generar tantas ideas adecuadas sobre un asunto particular como sea posible y evaluarlas para tomar una decisión.

¿Se puede entrenar la creatividad táctica?

Para promover la creatividad táctica debemos saber qué procesos cognitivos la sustentan. Memmert y su equipo investigan la relación entre dichos procesos y, a partir de ahí, ponen a prueba distintas intervenciones o métodos de entrenamiento. Os resumo.

La creatividad táctica está relacionada con todos los procesos cognitivos que tienen lugar en todas las acciones en los deportes de equipo y de raqueta. Estos son: la anticipación, la percepción, la atención, la inteligencia y la memoria de trabajo.

Diagrama: memoria, solución, inteligencia, creatividad, atención, percepción, anticipación y situación
Procesos cognitivos involucrados en al toma de decisiones en los deportes de equipo y de raqueta

Respecto a la inteligencia táctica, se ha visto una relación positiva con la creatividad táctica, pero vamos a detenernos en los procesos cognitivos que están a la base de la toma de decisiones porque ahí se encuentra la clave del entrenamiento de la creatividad.

En relación con la anticipación, podemos decir que las habilidades perceptivo-cognitivas como el uso de señales posturales, el reconocimiento de patrones de juego y de probabilidades situacionales nos coloca en una mejor situación para ser creativos.

Respecto a la percepción, se ha visto que los jugadores más creativos utilizan diferentes estrategias de búsqueda visual: foco atencional más amplio, con más fijaciones de menor duración, en un orden secuencial diferente y hacia señales más informativas que los jugadores menos creativos.

La investigación también pone de manifiesto que un foco atencional más amplio favorece la creatividad táctica, mientras que la atención estrecha limita la cantidad de estímulos e información que se puede recibir y por tanto reduce el potencial de descubrir soluciones únicas y originales.

Por otra parte, el uso activo de la memoria de trabajo guía el foco de atención, a la vez que evita distracciones e interferencias.

Así pues, Memmert y sus colegas recomiendan limitar las instrucciones que se dan durante el juego, puesto que esto lleva a los jugadores a ampliar su foco atencional, promueve la búsqueda de señales relevantes y mantiene activa la memoria de trabajo.

Otro factor que interviene en la creatividad táctica es la edad. La creatividad debe aprenderse y desarrollarse temprano, puesto que después de los 8 años puede producirse un estancamiento en su desarrollo. Memmert observó que de los 7 a los 10 años se producen aumentos considerables en la creatividad táctica y que posteriormente el desarrollo de la creatividad es menor. Así pues, propone que las sesiones de entrenamiento con niños de deportes de equipo y de raqueta deben centrarse en desarrollar la creatividad táctica. En esta etapa temprana del entrenamiento defiende la práctica de Juego Deliberado (actividades y juegos no estructurados) frente a la aproximación tradicional de juegos estructurados y rutinas específicas. Defiende también la Diversificación (la práctica de un amplio rango de deportes de equipo que permitan que el niño o la niña aprenda a resolver tareas de diferentes formas) frente a la especialización temprana.

Esto es solo una pequeña muestra de la gran aportación que Memmert y su equipo hacen al desarrollo de la creatividad táctica en deportes de equipo y de raqueta.

En definitiva, practicar un deporte de equipo y de raqueta implica tomar decisiones constantemente. Decisiones lógicas, pero también decisiones creativas que aumenten el grado de incertidumbre en el oponente. La creatividad táctica, como otros procesos cognitivos, se puede entrenar y un buen trabajo en la iniciación deportiva será fundamental.

¿Te ha resultado útil esta información? ¿Te gustaría saber más?

Deja una respuesta

Scroll hacia arriba